Hábitos que destruyen tu felicidad

La felicidad parte de cada persona y de lo que crea que firmemente lo hará dichoso. Puede que la felicidad no se encuentra presente únicamente para disfrutar de la vida, porque incluso puede llegar a tener un efecto contrario. Hasta el normal sentirse tristes por una situación cotidiana, y todo ello llega a arruinarte el día debido a algunos “rituales” mañaneros que haces y no te habías percatado.

Hábitos que destruyen tu felicidad

Estar sentado todo el tiempo

Con los grandes avances que se estar logrando a nivel tecnológico, el trabajo se ha vuelto más sedentario y cada vez más se convierte en una rutina irreparable de la semana. Sin importar lo feliz que te hayas levantado aquel día, tu cuerpo tiene poco movimiento durante el día, logrando que el nivel de endorfinas y otras hormonas responsables de que la felicidad disminuya drásticamente.

Date un paseo por el parque todas las mañanas y cambia un poco de aires antes de ir a trabajar o sal de la oficina cuando sea la hora del almuerzo y mantén tu cuerpo en movimiento para que la felicidad con al que llegaste al trabajo siga intacta.

Evita a toda costa el apego profundo

Se ha comprobado científicamente que las personas con vínculos fuertes con sus familiares y amigos viven más tiempo y sufren poco. Aquí no importa que tan rico seas o cual sea tu estatus social, siempre y cuando puedas contar con buenas personas a tu alrededor no te sentirás solo y, te traerán mayor felicidad a tu vida.

Puede que una estrecha relación es lo que muchos necesitan tener.

Pasar todo el día en interiores

Este es un punto que va dirigido a las personas que hacen trabajos freelance, donde su oficina y toda zona de trabajo se encuentra en la casa. Pues resulta que estar encerrado en unas cuatro paredes instalado en la computadora, el televisor o el teléfono son de muy poca ayuda para disfrutar la vida. 

En vez de quedarte encerrado deberías salir a la naturaleza, especialmente a los lugares desconocidos, realmente puede hacerte feliz estar en un ambiente diferente al habitual, más aún si vas acompañado de tus amigos o familia. No importa a donde vayas, siempre y cuando sea un lugar que te saque de tu zona de confort.

No involucrarse en lo que sucede alrededor

Es vital para toda relación, ya sea amorosa, amistosa o familiar, darle importancia a lo que le sucede a los demás. No te creas el centro del universo de todos a tu alrededor y date cuenta que la vida de los demás también puede llegar a ser interesante, solo tienes que interesarte un poco más por ella. En vez de ser un personaje terciario o un extra en la película individual de cada persona a tu alrededor, conviértete poco a poco en alguien activo en la vida de los demás.

Hacer buenas acciones

Nada de lo que se pueda hacer en este mundo te mantener feliz al 100% el resto de la vida, eso es algo de verdad imposible. Pero lo que no es imposible, es darle a los demás un trozo de la felicidad que puedas a o no tener ese día, por lo que, hacer una buena acción no te matará. Es dar algo de ti mismo a alguien que lo que necesita mucho más. Hacer una buena acción diaria te puede llegar a proporcionar la felicidad que menos esperabas, por muy gris que sea el día.

De esta forma tu vida tomará un nuevo rumbo lleno de esperanzas y nuevas posibilidades. Será como si las puertas que antes estaban cerradas ante ti se abrieran de inmediato, por lo que, haz todo lo que este a tu alcance para ser feliz y lograr llegar a cumplir todas tus metas.

Trucos creativos para facilitar la cotidianidad